GuidePedia

0
Colocar en vuestra habitación un jarrón con un número impar de claveles blancos. Dentro del mismo, pondremos tantas monedas de cinco pesetas como claveles hayamos colocado. Cuando uno se ponga mustio, lo reemplazaremos por otro fresco, enterrando el estropeado en una maceta de nuestro balcón. Esto lo haremos por espacio de ocho días, descansando cuatro y volviendo a iniciar el proceso si no ha habido éxito

Publicar un comentario

 
Top